Tenemos la mejor tecnología para brindar un servicio de calidad. Esto permite contar con la opción de la cirugía mini invasiva, que no solo requiere de la destreza del cirujano, sino también de la aparatología adecuada.

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías se puede trabajar en HD (alta definición). Esto ofrece buen detalle de los componentes anatómicos para poder realizar disecciones, sobre todo, en cirugía complejas. Pero no solo se incorporó la alta definición, sino también el 3D. ¿Qué quiere decir 3D? Significa, en tres dimensiones.

Normalmente cuando se realizaba la cirugía laparoscópica se trabajaba en dos dimensiones, se perdía la profundidad en pos de todas las ventajas de esta cirugía. Lo más importante de la tercera dimensión es que permite observar la profundidad. Y al agregarle la alta definición, la magnificación que brinda la cirugía laparoscópica, la buena iluminación de los quirófanos, se trabaja en lo que se llama la realidad aumentada. De ésta manera, se trabaja mejor que si se hubiese abierto el abdomen.

Por ejemplo, cuando se opera una patología como el cáncer ginecológico o la endometriosis profunda,  y se asocian tres factores: las nuevas tecnologías de visión, más, las nuevas tecnología de corriente y coagulación, da como resultado la realización de una cirugía más limpia, con menor sangrado y más rápida. En fin, donde la paciente se ve altamente favorecida.