Aspectos Piscológicos de la Endometriosis y del Dolor

Es frecuente encontrar trastornos psicosociales asociados en pacientes con dolor pelviano crónico tales como depresión, ansiedad, personalidades con dificultades de adaptación y dinámicas familiares negativas. Factores culturales y creencias personales también se pueden manifestar en conductas de mala adaptación que aumentan el dolor.

La depresión está asociada con una menor tolerancia al dolor y disminuye la capacidad de cumplir con las recomendaciones médicas. La ansiedad interfiere con la habilidad de la paciente para concentrarse y comprender la información. Asimismo la ansiedad puede llevar a un aumento de espasmos musculares, a evitar la actividad y asumir una hipervigilancia del dolor. Una disminución de la autoestima es un resultado final que acompaña estos procesos.

Las dificultades de adaptación junto a los factores culturales, familiares y personales llevan a una percepción distorsionada del dolor y de la incapacidad, acompañada de una vivencia de desesperanza. Si el entorno familiar no es contenedor o capaz de facilitar conductas adaptativas se constituye en un factor desfavorable.


Estas comorbilidades psicosociales favorecen el desarrollo de un síndrome de dolor pelviano crónico luego de un cuadro de lesión aguda y que el paciente aproveche beneficios secundarios de su dolor. Asimismo se asocian con pobres estrategias de adaptación, uso aberrante de drogas analgésicas y falla en el uso de estrategias terapéuticas.

Es entonces fundamental identificar estos trastornos psicosociales para poder abordarlos adecuadamente. Una falla en el tratamiento de estos aspectos probablemente lleve a un fracaso del manejo del dolor pelviano crónico. Debe establecerse una alianza con el paciente desarrollando estrategias motivacionales y técnicas conductuales, favoreciendo una visualización de sus dificultades adaptativas para ayudarla a corregirlas. Para esto es necesario un psicoterapeuta entrenado en dolor pelviano crónico y que se sienta confortable con este tipo de pacientes.

No se recomienda el uso de benzodiazepinas para el tratamiento del componente depresivo o la ansiedad en estas pacientes.